"UNA SONRISA QUE DOMINA PAISAJES ANIQUILADOS" MAESE CIORAN

miércoles, mayo 09, 2007

De nudos y ombligos



Soy un silencioso nudo Windsor que se tensa bajo rumores de seda. Soy el puntoycoma tras un abrazo de bienvenida que desfallece a la orilla de un pecho altivo. Soy un satélite huérfano que juega al Guá con los ojos cerrados, sin deseos ni caminos. Soy una colilla enfurruñada a dos dedos del cenicero. Soy el compás que cae fuera del tambor. Soy la rodilla que cruje en el segundo escalón hacia el cadalso. Soy el dedo meñique que nunca alcanza a acariciarte. Soy un liquen estacionado en doble fila sobre el muro de las lamentaciones. Soy la dentadura postiza bajo la almohada que espera su regalo cada mañana porque no se ha leído el manual de instrucciones. Soy una cueva y un ombligo. Soy enorme y me contradigo.

5 comentarios:

Ra dijo...

De mayor quiero ser como usted.

Torreira dijo...

Ti si que eres ENORME...irmán.Apertas

Anónimo dijo...

Din que os PEIXES grandes son difíciles de atopar...será porque a grandeza viaxa soa. É por iso que nalgúns ollos alleos e ridículos, eses PEIXES pasan desapercibidos.
Mellor ser unha balea con feridas que olla en fite á dureza, compañeiro, que un tornado fuxidío que evita as mareas. No precisa aforrar, a vida curará as doenzas.
Bico, arroutado, vémonos na Patagonia ou no Círculo Polar Ártico. jiji.

P.D: Caer no eco dun embigo provoca adición, sempre que sexa voluntaria, e sen pescadores malabaristas e rancios de por medio.

Moralla

Patrieira dijo...

Ogallá todos puideramos contradecirnos con ese bo gusto ;)

Anónimo dijo...

Me pregunto por qué el gran hombre del ombligo profundo ha abandonado las minúsculas...