"UNA SONRISA QUE DOMINA PAISAJES ANIQUILADOS" MAESE CIORAN

miércoles, agosto 29, 2007

tal vez un taburete y un café

hundir el remo en la corriente hasta tocar las fallas más profundas... durante un ahora que no quiero dejar atrás yo fuí un cortado doble a las siete de la mañana y la niebla al otro lado de la ventana y las turbulencias de una cuchara que se agita desde más de una década, tal vez

subirme a un taburete y hablar... tal vez de un sueño de puertas que se abren y estoy en el cielo, a la izquierda del padre, adjudicando a dedo interinidades en el paraíso, y entonces recordad agradecido las porciones de humanidad que deseo salvar del infierno y sus cizallas: aquel magrebí con chaqueta en una mañana de verano sentado en la planta superior de un Mcdonald´s de París, "TÚ eres el único responsable", y yo enredado en sus subtítulos, compartiendo su café en vaso de plástico mientras mi amigo "llamaradas" se lavaba en el cuarto de baño, al fondo a la derecha; también aquel desconocido de piernas torcidas que me pidió fuego cerca de Gelmírez, y yo llevaba mechero y siete días sin hablar, y el me dijo "gracias, tío", y entonces lo entendí todo, me subí al taburete y susurré "de nada, meu"

10 comentarios:

Zerovacas dijo...

gustoume, creo que pasarei por aquí máis veces.
precisamente estes días estou maldicindo certo taburete... (isto, que sen contexto non ten sentido, no seu contexto aínda é máis incomprensible)

Torreira dijo...

foder irmán,non teño nada que decir,simplesmente que gustei (pra variar)

Ra dijo...

B R A V O.

Ex Traño dijo...

intenso muy_intenso e interior...
bonito, tierno que decir, me gusta y ademas sienta bien. como uncortado a las siete de la mañana...

O Raposo dijo...

"A la izquierda del padre". Vostede si que sabe buscar unha boa ubicación.

Rohm dijo...

Gracias tío por regurgitar términos perdidos. Compartimos Meridianos de Sangre y algún que otro literato. También compartimos la cama (no juntos) mejor dicho el gusto por la cama. Soy de los de la cama siempre sin hacer. Envidio tu suerte de haber estado a la diestra del Señor. ¡Cuantas historia te habrá podido contar! Al Mcdonald´s de París no pienso volver mientras sigan cobrando los sobrecitos de kachup y mostaza. Sigue por donde vas y nos vemos en la lechería, para que no digan que soy un borracho. Lamento no saber Gallego ni Aimará, pero así es la vida del pobre.
Saludos Peter.

Madame Vaudeville dijo...

Fue corto pero intenso. Gracias, mesier Mirón, me gusta su baile de palabras.

rosa enriquez dijo...

Gustoume, coma sempre. Por certo é chulo París, n'est-ce pas? Bisous

llamaradas dijo...

irman franético.. morriña daquel día no que os gorrións parisinos almorzaron donetes,.

Lúa dijo...

he! bicos